“La escasez del plátano; causa, efecto y solución.”

Por Jhanel Ferreras
Mercadólogo, Comunicador, Catedrático y Político

Presidente al CARD

El Horizonte, Santo Domingo Este RD.- El plátano se encuentra entre los productos de consumo masivo más importante del mundo. Su origen se ubica en el sudeste de Asia 850ac, para 1402 los portugueses lo llevan a las Islas Canarias y desde allí posteriormente los españoles lo introducen en América en 1516.

Los 5 países con mayor producción de plátanos son India, China, Filipinas, Ecuador y Brasil.

La república dominicana se encontraba como uno de los países con mejor calidad de plátanos del caribe, su producción en el ranking mundial oscilaba entre el puesto 20 y 25.

La región sureña del país y la línea noroeste son las regiones con mayor producción, sin embargo 4 causales han desabastecido el marcado local, llevando un grano de plátano a precios exorbitantes.

La primera causa es el amplio desmonte de los conucos de plátanos por siembra de mangos y otros frutos con mayor mercado de exportación en la zona comprendida entre Vicente Noble hasta Postrerio, siendo éste el terreno agrícola más importante de todo el país.

La segunda causa, es la falta de condiciones en el sistema de canales de riego, siendo el periodo de Balaguer donde se ejecutó el último plan de construcción del sistema acuífero en la zona Barahona, Bahoruco, Indepencia. (Por ejemplo la llamada Tina de las Clavellinas que utilizaba las aguas de la Furnia, dejaron de funcionar hace varios años y miles de tareas de tierra dejaron de producir plátanos por falta de estos sistemas de riego. El sistema de tuberías de hierro fueron vendidas como metales).

La tercera causa, es la falta de planificación y control comercial, pues el 90% de la producción de plátanos sureño va a Haití, como mercado principal por su cercanía y pagos en efectivo.

La cuarta causa, es el paso de una tormenta tropical en el pasado reciente que afectó grandemente las pocas tierras utilizadas para el cultivo del plátano criollo. (Pasarán 7 meses para estabilizar la zona de Neiba, Barahora.)

El efecto es uno; La gente del sur sufre un hambre espantosa por la ausencia de su principal cultivo.

Mientras en la ciudad un plátano pequeño cuesta entre 30 y 50 pesos en los supermercados.

La solución inmediata es hacer una gran importación que regularmente puede durar de 20 a 30 días en barco. Ecuador, Guatemala, Colombia o Brasil pueden ser mercados económicos.

También es importante crear una mesa de trabajo integrada por el IAD, el ministerio de agricultura, el INDRHI, Banco Agricola y campesinos de las diferentes asociaciones productoras de plátanos del sur, con el objetivo de preparar nuevamente todos los terrenos necesarios para rescatar la producción nacional y volver a competir como una potencia del área del caribe, tomando en cuenta los planes estratégicos a futuro del mercado hotelero en la costa Barahona-Perdernales.

Tenemos los recursos, la tierra, el agua y la mano de obra campesina, solo es cuestión de unir criterios y avanzar….!

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.