Universidad mexicana halla en alacrán antibiótico contra tuberculosis

Vistas: 84,443

SANTO DOMINGO, República Dominicana.- Un grupo de científicos de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) descubrió en el veneno del alacrán (Diplocentrus melici) un antibiótico contra la tuberculosis, una enfermedad que en República Dominicana registró el año pasado exactamente 4,012 casos.

Alrededor de mil de estos cuatro mil casos, lo que es igual al 25%, corresponde a personas con el virus del sida (VIH), el 7 % a presos, el 8 % a inmigrantes haitianos, el 3 % a menores de 15 años y el 2 % a trabajadores de salud, detalló el informe del Ministerio de Salud presentado en la campaña “Es hora de poner fin a la tuberculosis”.

De acuerdo con la información de la institución universitaria mexicana, sus expertos del Instituto de Biotecnología aislaron, produjeron y patentaron dos compuestos capaces de combatir cepas de este padecimiento y al estafilococo dorado. Además, las sustancias son efectivas para inhibir el crecimiento de células cancerígenas  «sin causar daño a células del tejido pulmonar», según los investigadores.

“Los científicos de la UNAM descubrieron un antibiótico contra la tuberculosis, que es causada por Mycobacterium tuberculosis. Se trata de dos compuestos capaces de combatir a cepas de esta afección, resistentes a antibióticos, y a la bacteria Staphylococcus aureus, también conocida como estafilococo dorado. Además, son efectivos para inhibir el crecimiento de células cancerígenas como Jurkat (leucemia de células T), TE 671 (células de rhabdomiosarcona) y SH-SYSY (neuroblastoma de médula ósea), sin causar daño a células del tejido pulmonar”, detalló la universidad que produjo un vídeo con el hallazgo:

El tratamiento tradicional contra esta enfermedad dura aproximadamente seis meses, por lo que los pacientes lo abandonan. Debido a ello, los afectados generan cepas resistentes que requieren de mayor cantidad de antibióticos y extender la medicación hasta por cuatro años, se recuerda en este vídeo.

Los nuevos compuestos universitarios pueden contribuir a resolver este problema, un paso importante desde el punto de vista de la salud pública.

«El trabajo en laboratorio, con modelos biológicos, ya está hecho y funciona; ahora se requieren ensayos clínicos en humanos, y una farmacéutica que se interese en hacer llegar este producto a la gente. Este producto no afecta el tejido epitelial del pulmón. Fue aplicado vía traqueal en modelos biológicos, sin causar daño, lo que es muy prometedor”, remarcó el investigador Lourival Domingos Possani Postay.

En el vídeo también se recuerda que la tuberculosis es considerada el padecimiento más letal del mundo ya que mata a diario a 45 mil personas y es contraída por cerca de 30 mil. Esto, pese a que es prevenible y curable.

El primero de los compuestos descubiertos por los científicos mexicanos es de color rojo (fue llamado 3,5- dimethoxy-2-(methylthio) cyclohexa-2,5-diene-1,4-dione) y se demostró que es efectivo contra Staphylococcus aureus, bacterias causantes de infecciones en la piel, sepsis, endocarditis y neumonía.

El segundo es de color azul (denominado 5-methoxy-2,3- bis (methylthio) cyclohexa-2,5-diene-1,4-dione) y es efectivo contra la micobacteria que causa tuberculosis.

«Ambos componentes son capaces de impedir el desarrollo de ciertos linajes de células neoplásicas, y son eficientes como antibióticos», remarcó el investigador.

Explicó que debido a que la cantidad de compuesto que se puede obtener de alacranes vivos es muy pequeña, del orden de algunos microgramos, «era indispensable obtenerlos de forma química».

Para sintetizarlos artificialmente se requirió del apoyo de posdoctorantes del laboratorio de Richard Zare, de la Universidad de Stanford, en California, donde Shibdas Banerjee, Elumalai Gnanamani y Shyam Sathyamoorthi determinaron la estructura de ambos antibióticos mediante espectroscopía de masas y por estudios de resonancia magnética nuclear.

“Una vez que fueron obtenidos ambos compuestos en forma cristalina, la estructura fue confirmada por difracción de Rayos-X por el Laboratorio Nacional de Estructura de Macromoléculas del Instituto de Química”, precisó la UNAM en su página web.

El hallazgo fue validado por pares y ya está publicado en la revista científica estadounidense Proceedings of the National Academy of Sciences of the United States of America, bajo el título traducido “Agentes antimicrobianos 1,4-benzoquinona contra Staphylococcus aureus y Mycobacterium tuberculosisderivados del veneno de escorpión”.

«Si bien la mayoría de los componentes de veneno aislados y caracterizados son de naturaleza proteica o peptídica, aquí presentamos dos compuestos de 1,4-benzoquinona, uno rojo y otro azul, derivados del veneno de un escorpión rara vez estudiado ( Diplocentrus melici ) originario de México”, se lee en Proceedings of the National Academy of Sciences of the United States of America.

“Los efectos bactericidas de ambas benzoquinonas -prosigue al confirmar el hallazgo- muestran una actividad comparable a los antibióticos disponibles comercialmente utilizados contra estos patógenos y fueron citotóxicas para las líneas celulares neoplásicas, lo que sugiere su potencial como compuestos de plomo para el desarrollo de nuevos fármacos antimicrobianos y anticancerígenos”.A nivel popular, el uso del veneno de alacrán como alternativa para curar dolores es una práctica común en varios países del Caribe. En Cuba, se utiliza ya en un tratamiento homeopático, como lo reporta este vídeo de la Agencia Efe de abril de 2017:

Al respecto, la afamada Clínica Mayo recuerda en su página web que «solo unas 30 de 1,500 especies de alacranes estimadas producen veneno lo suficientemente tóxico como para ser mortal. Pero con los millones de picaduras de alacranes que suceden todos los años, muchas veces en zonas donde hay poca atención médica, las muertes por picaduras de alacrán son un problema importante de la salud pública en partes de México, América del Sur, África del Norte, el Oriente Medio e India».

Fuente

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.