Fallece Odile Rodin, la última mujer de Porfirio Rubirosa

Vistas: 3,035,427

Odile Rodin, quinta y última esposa de Porfirio Rubirosa, falleció el pasado 12 de diciembre en el estado norteamericano de New Hampshire, donde residía desde hacía cerca de veinte años. Salvo los de Brasil, país donde residió durante los veinte años que siguieron a la muerte de Porfirio Rubirosa, pocos medios se hicieron eco de su muerte, causada por un cáncer. Tenía 81 años.

Odile Marie-Josèphe Léonie Bérard nació en Lyon, Francia, en 1937. Actriz egresada del Conservatorio Nacional de Artes Dramáticas, adoptó el nombre artístico de Odile Rodin, en alusión al afamado escultor francés, por su escultural belleza. Durante su prometedora, pero breve carrera artística, actuó en dos películas: Futures Vedettes (1955) con Brigitte Bardot, y Si Paris nous était conté (1956), con Danielle Darrieux, quien fue, curiosamente, la segunda esposa de Rubirosa.

Su matrimonio con Rubirosa, que tuvo lugar en 1956, en las afueras de París, le abrió la puerta del Jet Set. A través de su esposo, se hizo íntima amiga de celebridades como los Kennedy y los Rothschild. Y junto a él, recorrió medio mundo, desde La Habana a Saint-Tropez y desde Santo Domingo a Río de Janeiro. Luego de la muerte accidental de Rubirosa, acaecida en 1965, se mudó a esta última ciudad.

En Río de Janeiro rehízo su vida, convirtiéndose en una celebridad. En 1973 se casó con el empresario Paulo Marinho, quien es actualmente uno de los consejeros más cercanos del presidente brasileño Jair Bolsonaro.

En 1987, Rodin se casó por tercera vez, con el guitarrista estadounidense James «Jim» Moss, a quien conoció en el Festival de Rock de Rio, en 1985. A principio de los años 2000, la pareja se mudó a New Hampshire, abandonando para siempre la bohemia. Odile Rodin volvió a usar su apellido real, Berard, y se dedicó a la pintura.

Además de haber sido la última esposa de Rubirosa, Odile Rodin fue la última en fallecer. Sobrevivió a Flor de Oro Trujillo, fallecida en 1978; a Barbara Hutton, en 1979; a Doris Duke, en 1993; y a Daniel Darrieux, en 2017 (a los cien años).

Fuente

Compartir: