Decisiones del Juez Vargas no son sentencia

Por Dr. Fredermiso Ferreras

El Horizonte, Santo Domingo RD.-  Muchos no entienden el proceso penal y creen las actuales decisiones del Juez Alejandro Vargas son sentencias y no es así pues son resoluciones de medida cautelares o de coerción que lo que buscan es asegurar la presencia de los imputados o justiciables al juicio de fondo y no se evadan de la justicia o se dediquen a destruir las posibles pruebas de un juicio de fondo.

Como dije son tres etapas procesales que se inicia con la solicitud de medida de coerción, la etapa intermedia que es la audiencia preliminar para discutir valorar y acreditar la pertinencia y legalidad de las pruebas y finalmente el juicio de fondo que es donde se discutirá la ocurrencia o no del hecho y los posibles responsables al validar las pruebas a través de un testigo idóneo.

En el juicio de medida de coerción las pruebas no tienen que ser contundentes y basta para aplicar medida de coerción una cintila probatoria mínima o una presunción razonable de que el justiciable o imputado pueda ser el culpable del hecho que se le imputa.

Esa maratónica medida de coerción de la operación Anti-Pulpo fue desnaturalizada por protagonismo de todas las partes incluyendo al Juez, pues es un proceso caracterizado por la privacidad, simpleza, celeridad, y brevedad de las exposiciones y nada de lo que vimos en estos tres días es característico de esa etapa procesal donde las exposiciones eran maratónica y parecían más bien un juicio de fondo.

Lo que se busca en la medida  es determinar culpabilidad sino que los imputados puedan presentar arraigo social, familiar, económico que permitan asegurar su presencia procesal a partir de las etapas siguientes y el juicio.     Aunque la resolución solo aplique medida de coerción por tres meses eso es irrelevante pues en un juicio de fondo pueden ser condenados a 10, 15 o 20 años.

 

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.