Expresidente de la Cámara de Cuenta emplaza a Leonel Fernández, Orlando J. Mera y Danilo Diaz

El Horizonte, Santo Domingo Este RD..-
Cita: Que vergüenza!

Hoy me despierto muy temprano, más preocupado que nunca por la situación de mi gente, enferma, con hambre, sin trabajo, sometida a cuarentena, abandonada, y para colmo, sometida a toque de queda todos los días a las 5 de la tarde.

¡Insólito!
Lo primero que veo en los periódicos matutinos es a 3 desvergonzados políticos acusándose recíprocamente de corrupción, en un momento en el que el país los que quiere es paz, unidad y soluciones, no que se estén buscando culpables de situaciones que en nada ayudan a resolver las crisis que vivimos.

Si quieren un culpable de todo, que me acusen a mí, Máximo Castillo Salas. Yo soy el culpable de todo lo que esos charlatanes políticos quieran.

Ya que ellos quieren hablar de corrupción en este momento crucial del pueblo dominicano, por todos los daños ocasionados por el coronavirus, le preguntaré a cada uno de ellos de forma individual, lo siguiente:

1- Danilo Díaz.

En tu historia de hombre que viene de estracto socioeconómico humilde, sin actividades comerciales ni empresariales notables, te pregunto:

¿Cómo puedes justificar ese patrimonio personal multimillonario?

Contesta públicamente, por favor.

2- Orlando Jorge Mera.

¿Eres ese dirigente político del PRM, hijo del único presidente condenado por corrupción en la historia del país, que además se juega en los casinos hasta el patrimonio hereditario de tus padres?

Contéstame públicamente, por favor.

3-Leonel Fernández.

Tú que en la historia del país eres considerado el presidente más corrupto, superando a Pedro Santana y a Buenaventura Báez, que no pertenecieron a la historia democrática del país, respóndeme:

I- ¿No eres tú el responsable de la destrucción de los dos partidos principales del país, PRD y PRSC?

II- ¿No eres el responsable a través de un adepto que era el presidente de la Parte Administrativa de la JCE, de liquidar con 100 millones de pesos a una emprea brasileña que ganó la licitación para la automatización de la JCE, para que se retire y dar por ganador al Consorcio Somos, con el que tenias un negocio para quedarte junto a tu grupo con un gran porcentaje de ese oneroso y leonino contrato contra el patrimonio público y el pueblo dominicano?

III- No eres el responsable de ordenar un cheque sin justificación por 150 millones de pesos, a favor de la compañía de un amigo, que nunca dio un picazo en la obra de la ampliación de la carretera San Cristóbal-Baní?

IV- ¿No eres el responsable de negociar a espalda del pueblo dominicano con el consorcio internacional que tenía a EDE-Este, un fraude por más de 2 mil millones de pesos en perjuicio del pueblo dominicano y que fuera detectado por la Cámara de Cuentas, a la sazón encabezada por mí, busquemos como testigos a los que le ordenase, Radhamés Segura y Hernández Peguero.

V- ¿No eres tú el responsable de la corrupción de gobierno más grande en la historia democrática del país con los insuperables casos: Peme, Sun Land y Súper Tucanos, entre otros?

VI- ¿Qué me dices de las decenas de compañías de carpeta constituidas a vapor para defraudar el patrimonio público con los famosos concursos de obras fraudulentos desde la Oficina Supervisora de Obras del Estado, entonces a cargo del hoy flamante Senador, Félix Bautista?

VII- Finalmente,

¿No eres tú el responsable de engañar desde el gobierno a través de la JCE, a varios candidatos presidenciales para reelegirte con el famoso algoritmo informáticos de que hoy olímpicamente acusas a otros?

Estoy en la disposición de ir a un debate público con cualesquieras de los aludidas, pero bajo la única condición de que el tema sea:

¿Cómo ayudar a la gente humilde del pueblo dominicano en medio de la terrible pandemia coronavirus?

Si quieren responder, háganlo de forma pública. Gracias.

Atentamente,

Dr. Máximo Ramón Castillo Salas
Expresidente de la Cámara de Cuentas de la República
Expresidente del Tribunal Superior Administrativo

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.